La "espada" del Islam

3849 1273

 

Las primeras personas en aceptar el Islam de manos del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, fueron su esposa Jadiyah, que Al-lah Esté Complacido con ella, su sirviente Zaid, que Al-lah Esté Complacido con él, y su primo de 11 años ‘Ali, que Al-lah Esté Complacido con él.
 
Entre quienes se unieron más tarde a esta fe en Meca se encuentran: Abu Baker, un honesto mercader; ‘Umar, el hombre de hierro de Arabia; ‘Uzman, un tímido negociante; Hamzah, el valiente tío del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam; y Bilal, el esclavo de una familia pagana, que Al-lah Esté Complacido con todos ellos. ¡Simplemente no pudieron resistirse a la supuesta "espada mágica" de un humilde y solitario profeta! No obstante, el pequeño número de seguidores de la nueva fe fue expulsado de Meca rápidamente.
 
En la ciudad a la cual emigraron, Medina, la gente no solamente dio la bienvenida a los musulmanes, sino también a la "espada" que supuestamente fue usada para que la gente se convirtiese al Islam. Este no fue el fin de la historia,  y la "espada" continuó atrayendo a más gente, hasta que toda Arabia se unió a esta fe. En relación con la población del resto del mundo, los árabes constituían entonces una pequeña minoría. Una parte de ésta minoría decidió llevar la "espada" más allá de los limites del desierto arábigo y hasta los poderosos imperios de Roma y Persia, los litorales mediterráneos, la costa de Malabar y las islas de las Indias Orientales. Muchas personas se rindieron ante esta "espada" y decidieron unirse a la fe.
 
¡Qué filosa estaba la hoja de la "espada"! Simplemente conquistaba los corazones y los cuerpos se rendían automáticamente. Pero, ¿qué es en realidad esta "espada" mediante la cual se difundió el Islam? Es la espada de la verdad, cuyo resplandor elimina toda falsedad de la misma manera que la luz elimina la oscuridad.
 
¿Ha perdido esta espada su filo? No, al contrario. Hoy en día aún continúa penetrando en los corazones de innumerables hombres y mujeres –a pesar de los esfuerzos implacables de gente que quisiera que la oscuridad prevalezca por encima de la luz del Islam debido a sus propios intereses–.
A continuación les presentamos las opiniones de algunas personas que fueron conquistadas recientemente por esta misma espada. Son de diferentes países, hablan distintas lenguas y provienen de distintas circunstancias. Sus domicilios actuales también son publicados. Tal vez alguien desee preguntarles qué se siente el ser aguijado por la espada de la verdad.
 
1.      Leopold Weiss (Muhammad Asad): Estadista austriaco, periodista y escritor; anteriormente corresponsal en el extranjero para el diario Frankfurter Zeitung; autor de La encrucijada del Islam y El camino a la Meca y traductor del Noble Corán. Abrazó el Islam en 1926.
"Creo que el Islam es como una obra maestra de arquitectura. Todos sus elementos han sido concebidos de manera armoniosa, permitiendo que se complementen y apoyen mutuamente. No sobra nada y no falta nada, lo cual da como resultado un equilibrio absoluto y una ecuanimidad firme".
Dirección actual: Dar Al Andalus, Library Ramp No. 3, Gibraltar, Marruecos.
 
2.      Ahmad Holt: Contratista civil británico. Viajó extensamente en búsqueda de la verdad divina. Pasó mucho tiempo buscando y realizando estudios comparativos entre el judaísmo, el cristianismo y el Islam. Abrazó el Islam en 1975.
"La espada del Islam no está hecha de acero. Lo digo por experiencia, ya que penetró hasta el fondo de mi corazón. No me dio la muerte, sino una nueva vida; me hizo tomar conciencia y darme cuenta de quién soy, qué soy, y por qué me encuentro aquí".
Dirección actual: Welland Garden Perivale No. 23, Middlesex UB6 8SZ, Reino Unido.
 
3.      Bogdan Kopanski (hoy día Bogdan Ataullah Kopanski): Originario de Polonia, actualmente americano. Doctor de Historia y Ciencias Políticas. Su camino hacia el Islam es muy interesante y  tuvo que enfrentar privaciones muy graves; fue encarcelado dos veces por el régimen comunista polaco (1968, 1981-82). Abrazó el Islam en 1974.
"Cuando tenía 12 años rechacé la doctrina ilógica y contradictoria de la iglesia. Dos años más tarde, en 1962, estaba fascinado por la victoriosa lucha de los  muyahidin argelinos en contra del colonialismo francés. Esta fue la primer "flecha" del Islam… Durante la preparatoria y mis primeros días de universidad, yo era un típico ejemplo de la "generación rebelde" comunista… mi senda hacia la verdad del Corán fue sinuosa y con tropiezos… en 1974 fui a Turquía para escribir mi tesis de maestría acerca del Sultán y Califa Suleiman Kanuni y sus directivas para con el reino de Polonia. Ahí fui alcanzado por la voz más bella de la humanidad: el adhan, la llamada a la oración. El pelo se me erizó. Una fuerza poderosa y desconocida me guió hasta una antigua mezquita en Estambul. Ahí, unos turcos sonrientes, viejos y con barbas, me enseñaron a realizar wudu (ablución), y entre lágrimas pronuncié la shahadah (testimonio de fe) y recé mi primer salah (oración) a la hora de maghrib… me deshice de todas las ideologías chatarra… por primera vez en mi vida mi mente estaba en paz, y sentí la felicidad del amor de Al-lah en mi corazón; era por fin un musulmán…"
Dirección actual: 3013, Harrel, Drive 203 Grand Prairie, Tx 75051, EEUU.
 
4.      Vengatachalam Adiyar (hoy día ‘Abdullah Adiyar): Indio, destacado escritor y periodista tamilense; trabajó como editor para el diario Murasoli (perteneciente al Dr. M. Karunanidhi) durante 17 años. Laboró con tres ex-ministros en jefe de Tamil Nadu (estado federal de la India). En 1982 el gobierno de Tamil Nadu le otorgó el premio Kalimamani. Abrazó el Islam en 1987.
"En el Islam encontré respuestas adecuadas a preguntas persistentes que tenía en la cabeza con respecto a la teoría de la creación, el estatus de las mujeres, la creación del universo, etc. La biografía del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, me atraía sobremanera, y me facilitó la comparación con otros líderes mundiales y sus respectivas filosofías".
Dirección actual: Ashok Avenue No. 1, Rangarajapuram, Kodambakkam, Madras, India.
 
5.      Herbert Hobohm (hoy día Aman Hobohm): Diplomático alemán, misionario y trabajador social. Un intelectual que ha servido bajo la Misión Diplomática Alemana en diversas partes del mundo. Actualmente trabaja como agregado cultural de la embajada de Alemania en Riad. Abrazó el Islam en 1941.
"He vivido bajo diversos sistemas y he tenido la oportunidad de estudiar varias ideologías, y he llegado a la conclusión de que ninguna es tan perfecta como el Islam. Ninguno de los otros sistemas posee un código completo para una vida noble. Solamente el Islam posee tal código, y es por eso que la gente buena lo acepta. El Islam no es teoría, sino práctica. Significa una sumisión completa a la voluntad de Al-lah".
Dirección actual: Agregado Cultural, Embajada de Alemania, Apartado Postal 74, Riad 11492, Arabia Saudita.
 
6.      Cat Stevens (hoy día Yusuf Islam): Británico, previamente cristiano, cantante pop de fama mundial. Abrazó el Islam en 1973.
"Es incorrecto juzgar al Islam basándose en el comportamiento de algunos malos musulmanes que son mostrados en los medios. Es como considerar a un auto como defectuoso porque su conductor va ebrio".
Dirección actual: Director, Muslim Aid, Furiong Road No. 3, Londres, N7, Reino Unido.
 
7.      Sra. Margaret Marcus (hoy día Mariam Yamilah): Americana, previamente judía. Ensayista y periodista. Autora de numerosos libros. Abrazó el Islam en 1962.
"La autoridad de la moral y las leyes islámicas procede de Al-lah Todopoderoso. El placer y la felicidad en el Islam no son sino un producto derivado de la satisfacción emocional proporcionada al llevar a cabo nuestros deberes de manera consciente y con el solo fin de complacer a Al-lah y así alcanzar la salvación. En el Islam, las obligaciones reciben siempre más énfasis que los derechos. Mi búsqueda de valores absolutos se vio satisfecha solamente en el Islam. Solamente en el Islam encontré por fin todo lo verdadero, bueno, hermoso, y todo lo que da sentido y dirección a la vida y la muerte de los seres humanos".
Dirección actual: c/o Sr. Muhammad Yusuf Jan, Sant Nagar, Lahore, Paquistán.
 
 8. Wilfried Hofman (hoy día Murad Hofman): Doctorado en Derecho de la Universidad de Harvard; sociólogo y diplomático alemán. Actualmente sirve como embajador de Alemania en Argelia. Abrazó el Islam en 1980.
"Durante algún tiempo estuve buscando precisión y brevedad, e intenté plasmar en papel y de una manera sistemática todas las verdades filosóficas que en mi opinión podían ser establecidas mas allá de cualquier duda. Durante el transcurso de mi esfuerzo noté que la típica actitud de un agnóstico no es realmente muy inteligente; de que uno no puede abstenerse simplemente de creer; de que es obvio que lo que nos rodea ha sido creado; de que el Islam se encuentra, sin lugar a duda, en  armonía perfecta con la realidad. Así, llegué a darme cuenta un día, y no sin un shock, de que poco a poco, a pesar de mí mismo y a nivel casi inconsciente, mis sentimientos y pensamientos se habían convertido en los de un musulmán. Solamente me faltaba dar el último paso y formalizar mi conversión. Y ahora soy musulmán. Por fin he alcanzado mi destino".
Dirección actual: Embajada de la República Federal de Alemania, AP 664, Alger-gare, Argelia.
 
9. Cassius Clay (hoy día Muhammad ‘Ali Clay): Boxeador americano (Tres veces campeón mundial de peso completo). Previamente cristiano. Abrazó el Islam en 1965.
"He tenido momentos hermosos en mi vida. Pero el sentimiento que tuve al hallarme en el Monte ‘Arafaa durante hajj (peregrinaje) ha sido algo único. Me sentí engrandecido por la indescriptible atmósfera espiritual, mientras más de un millón y medio de peregrinos imploraban a Al-lah que les Perdonase sus pecados y les Otorgase Sus mejores bendiciones. Fue una experiencia alborozante el observar a gente de distinto color, raza y nacionalidad; a reyes, jefes de estado y a personas comunes y corrientes y de países muy pobres, todos envueltos en dos simples mantas blancas y alabando a Al-lah sin ningún sentimiento ni de orgullo ni de inferioridad. Es una prueba viviente del concepto de igualdad dentro del Islam".
 (Declaración para el diario Al Madina, Yiddah, 15 de julio de 1989)
Dirección actual: 1200 E, Calle 49, Chicago, Ill 60615.
 
Estas fueron las impresiones de unas cuantas personas que han sido alcanzadas por la "espada" directamente.
En cuanto a la idea de que la espada usada para propagar el Islam de manera universal fue una de acero (es decir, la fuerza), mostramos a continuación algunos comentarios hechos por personalidades no musulmanas que han refutado esta afirmación infundada:
 
1.      M. K. Ghandi:
 "…Estoy más convencido que nunca de que no fue la espada lo que conquistó un lugar para el Islam en aquellos días. Fue más bien la simplicidad rígida, la modestia total del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, el escrupuloso cumplimiento de sus promesas, su intrepidez, su valentía, su absoluta fe en Al-lah y su propia misión. Esto, y no la fuerza, es lo que lo llevó a tener éxito y a superar todos los problemas que se le presentaron".
Young India, 1924.
2.      Edward Gibbon:
"El más grande éxito en la vida del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam,  se debió únicamente a su fuerza moral y sin la intervención de la espada".
Historia del Imperio Sarraceno. Londres, 1870.
3. A. S. Tritton:
"La imagen del soldado musulmán con una espada en una mano y el Corán en la otra es completamente errónea".
Islam. Londres, 1951. Pág. 21.
 
4. De Lacy O'Leary:
"La historia deja en claro que el mito de fanáticos musulmanes arremetiendo por todo el mundo e imponiendo el Islam por la fuerza sobre los pueblos conquistados es una de las cosas más increíblemente absurdas que los historiadores jamás hayan dicho".
El Islam en una Encrucijada. Londres, 1923. Pág. 8.
5. K.S. Ramakrishna Rao:
"Mi problema al escribir esta monografía no ha sido tan grave, ya que ahora no se nos presenta por lo general una historia tan distorsionada y no se requiere de mucho tiempo para detectar las injurias hechas contra el Islam. Por ejemplo, la teoría del Islam y la espada no se nombra más en ningún lugar decente. El principio Islámico de: 'no hay obligación en la religión', es un precepto bien conocido".
Muhammad, El Profeta del Islam. Riad, 1989. Pág. 4.
6. James A. Michener:
"Ninguna otra religión en la historia se expandió tan rápido como el Islam… En Occidente se tiene la noción de que esto fue posible gracias a la espada. Sin embargo, ningún erudito de hoy en día acepta esa idea, y el Corán es muy explícito en apoyar la libertad de conciencia".
Islam – La religión mal interpretada, Readers' Digest (Edición Americana). Mayo de 1955.
 
7. Lawrence E. Browne:
"Por cierto, estos hechos bien establecidos pasan a borrar las ideas tan ampliamente difundidas en escritos cristianos de que los musulmanes obligaban a la gente a aceptar el Islam por la fuerza a donde quiera que iban".
La Perspectiva del Islam. Londres, 1944.
 

Related Articles