Lecciones sobre la creencia extraídas del Hayy (Parte1)

3983 902

Alabado sea Al-lah Señor del universo, y que Su paz y bendiciones sean sobre Su Profeta Muhammad, sus familiares y todos sus discípulos.

El Hayy encierra grandes significados, beneficios y bondades enormes para todos; por ello Al-lah, Altísimo sea, nos Dice (lo que se interpreta en español): {Y [también le Ordenamos a Abraham:] convoca a los hombres a realizar la peregrinación; vendrán a ti a pie o sobre camellos exhaustos de todo lugar apartado. Para que atestigüen todas las gracias [de la peregrinación], y recuerden el nombre de Al-lah.} [Corán 22:28] En las siguientes líneas destacaremos algunas de las gracias, significados, beneficios y bondades que Al-lah ha Dispuestos en esta maravillosa forma de adoración.
1.      El sometimiento a las leyes de Al-lah: ¡Cuánta necesidad tenemos, queridos hermanos, de doblegar nuestra razón y nuestros seres para que se dejen guiar por la guía de Al-lah y Sus leyes, para que podamos contarnos entre los que Al-lah Menciona en la aleya que dice (lo que se interpreta en español): {Pero no, [juro] por tu Señor que no creerán a menos que te acepten como juez de sus disputas y no se resistan a aceptar tu decisión y se sometan completamente.} [Corán 4: 65]!
 
Al cumplir con los ritos que se han establecido para el Hayy, como At-Tawaf (las circunvalaciones alrededor de la K’abah), tirar las piedrecillas en los Yamarat, etc., el peregrino está adentrándose en el camino que le llevará a la comprensión suficiente que le servirá de herramienta para que su mente y corazón se rindan ante las órdenes establecidas por Al-lah y Su Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Dice el Corán (lo que se interpreta en español): {¡Señor nuestro! Aumenta nuestro sometimiento a Ti, y Haz que nuestra descendencia sea una comunidad también sometida a Ti. Enséñanos nuestros ritos para la peregrinación y Acepta nuestro arrepentimiento; ciertamente Tú Eres Indulgente, Misericordioso.} [Corán 2:128] Con esa súplica, Ibrahim (Abraham) y su hijo Ismael, que la paz de Al-lah sea con ellos dos, pedían a Al-lah que les hiciera a ellos y a sus descendientes personas totalmente sometidas a Su voluntad, con todo su corazón y sentidos.
 
Por su parte, Omar ibn Al Jattab, que Al-lah Esté complacido con él, nos da un gran ejemplo de sumisión a las leyes establecidas por Al-lah y Su Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, cuando se disponía a iniciar el Tawaf alrededor de la K’abah y frente a la Piedra Negra dijo: “Yo sé que eres una piedra que no puede beneficiarme ni perjudicarme en nada; si no fuera porque yo vi al Mensajero de Al-lah, Sallallahu ‘alaihi wa sallam, besándote, no te besaría”. Ibn Hayar, que Al-lah le Perdone, mencionó que este acto de Omar es una clara señal del sometimiento a las leyes del Islam en todo sentido, incluso en cuestiones en las que las razones de por qué se hacen no son claras; esta acción es una base fundamental para que el seguimiento del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, sea real”.
 
Ismael Al Asfahani, que Al-lah le Perdone dijo al respecto: “La posición de la gente de la Sunnah es: Aceptar con agrado todo lo que ha sido confirmado como verídico, aunque no se entienda la razón de su establecimiento; por lo tanto, no se debe seguir ni las pasiones ni posiciones personales”. Ibn Al Qaeim, que Al-lah le Perdone, mencionó: “La creencia en los principios y pilares de la fe se fundamenta en la aceptación y sometimiento a estos preceptos sin entrar en detalles del por qué de las leyes, ordenamientos y prohibiciones. Por más que sepamos que cuando Al-lah, Altísimo sea, nos Da Su Shari’ah para nuestro beneficio, encontramos que en Su Palabra se resalta a todos aquellos creyentes que recibieron el mensaje de los Profetas, la paz sea con todos ellos, sin preguntarse las razones por las cuales se les ordenaba una u otra cosa, sino que aceptaban el mensaje tal como les era dictado, complacidos y sometidos totalmente a la voluntad de Al-lah”.
 
2.      Establecimiento del Tawhid (unicidad total y absoluta de Al-lah): Este pilar del Islam es una expresión viva del Tawhid, sus implicaciones y reglamentaciones. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Y recuerda [¡Oh, Muhammad!] cuando Establecimos a Abraham junto a la Casa Sagrada [y le Ordenamos que la reconstruyera y] que sólo Me adorase a Mí, no Me atribuyera copartícipes y purificase Mi Casa [de la idolatría] para quienes la circunvalen ritualmente, y quienes oren de pie, inclinados y prosternados.} [Corán 22:26]; y nos Previno de la idolatría y su maldad cuando nos Menciona (lo que se interpreta en español): {Apartaos, pues, de la impureza de los ídolos y apartaos de decir falsedades. Sed monoteístas y creed en Al-lah, y no seáis idólatras} [Corán 22:30-31]
 
Para que este significado sea entendido, aceptado y aplicado en la vida de la persona que se dispone a cumplir con el Hayy debe, luego de haber hecho la intención, iniciar con la Talbiah repitiendo constantemente estas palabras: “Labbaika Al-lahummah labbaik, labbaika la sharika laka labbaik, innal hamda wanni’mata laka wal mulk, la sharika lak (Respondo a Tu llamada, ¡oh, Al-lah! Respondo a Tu llamado. Respondo a Tu llamada, ¡no tienes copartícipe alguno! Respondo a tu llamada. Ciertamente la alabanza, la gracia y la soberanía te pertenecen, ¡no tienes copartícipe alguno!)”. Por esta misma razón se establece que, después de haber terminado con el Tawaf, el peregrino haga dos Raka’ah, recitando en la primera, luego del Fatihah, la Sura de Al Ijlas (el Monoteísmo) (que se interpreta en español): {Di [¡Oh, Muhammad!]: Él Es Al-lah, la única divinidad. Al-lah Es el Absoluto [de Quien todos necesitan, y Él no Necesita de nadie]. No Engendró ni fue engendrado. No hay nada ni nadie que se asemeje a Él.} [Corán 112]; y en la segunda Raka’ah, la Sura Al Kafirun (los incrédulos) (que se interpreta en español): {Di [¡Oh, Muhammad!]: ¡Oh, incrédulos! No adoro lo que adoráis. Ni vosotros adoráis lo que yo adoro. Y jamás adoraré lo que vosotros adoráis. Ni vosotros adoraréis lo que yo adoro. Vosotros tenéis vuestra religión y yo la mía.} [Corán 109]
Además, todas las súplicas e invocaciones recomendadas para que el peregrino las repita constantemente, contienen frases en las que se refleja el significado del Tawhid.

Lecciones sobre la creencia extraídas del Hayy (Parte 2)

Related Articles