Las etiquetas pertinentes a la amistad

7227 939

 El hombre es por naturaleza un ser social, y así, a medida que transita por la vida, toma amigos y hermanos en la fe. Existen muchas narraciones proféticas resaltando el alto rango de la hermandad si esta se establece solamente por la causa de Al-lah y no por otro beneficio o ganancia mundanal.

La mejor forma de mantener nuestras relaciones con los amigos y hermanos en la fe es mantener las etiquetas de esa clase de relacionamiento, y es de esto que hablaremos en esta ocasión.

El tema de las etiquetas pertinentes a los amigos es muy importante; por tanto, uno debe saber cómo tratar con los amigos y hermanos en la fe para que la relación sea duradera.

Al-lah Instruyó al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, a ser amable con sus amigos, Diciendo (lo que se interpreta en español): {Por misericordia de Al-lah eres compasivo con ellos. Si hubieras sido rudo y duro de corazón se habrían alejado de ti; perdónales, pide perdón por ellos y consúltales en las decisiones. Pero cuando hayas tomado una decisión, encomiéndate a Al-lah. Al-lah Ama a quienes se encomiendan a Él.} [Corán 3:159]

Una persona es directamente afectada por quienes son sus amigos, como menciona Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, en una narración: “Escuché decir al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: ‘Una persona sigue la religión de sus amigos, deben tener cuidado con quiénes toman por amigos’”. [At-Tirmidhi] Por lo tanto, estas compañías deben tener ciertas cualidades que hagan que el ser amigos de ellos sea algo que complazca a Al-lah.

Prestar atención a las etiquetas de la amistad es algo que fortalece los lazos y hace que los amigos se sientan como si fuesen un solo cuerpo, tal como debe ser, porque el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo en una narración de Abu Musa, que Al-lah Esté complacido con él: “La relación del creyente con otros creyente es como (los ladrillos de) un edificio, cada uno fortalece al otro”. Él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, ilustró esto entrelazando sus dedos de ambas manos [Bujari y Muslim].

Cuando uno cuida de sus amigos y cumple con las etiquetas debidas de la amistad, la relación será duradera y estará libre de problemas, lo cual se reflejará en la comunidad musulmana en su conjunto.

Las etiquetas de la amistad y de la hermandad

A continuación veremos algunas de las etiquetas que los sabios mencionaron con respecto a la amistad y a la hermandad:
• Tratar con ellos en buena manera: El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, nos informó que la mejor recompensa que uno podría alcanzar es por tener buenos modales. Además, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, nos instruyó a tratar amablemente con la gente. No cabe duda que los buenos modales generan una atmósfera de amor y cuidado entre los amigos.
• Otorgar a las personas sus debidos derechos de acuerdo con su estatus. Uno debe servir y honrar a las personas mayores, y tratar a los menores con amor y enseñarles que deben aprender del Corán y la Sunnah. Con respecto a nuestros contemporáneos, debemos aconsejarlos sinceramente y ayudarlos cuando lo necesiten.
• Dejar pasar los errores: Todos cometemos errores, y una de las cualidades distintivas de un creyente es dejar pasar por alto y perdonar a otros cuando ellos cometen errores. El Imam Ibn Al ‘Arabi, que Al-lah le Dé Su perdón, dijo: “Pasa por alto los errores de tus hermanos, y el amor de ellos hacia ti continuará”. Quienes no perdonan ni olvidan, se encuentran a sí mismos sin amigos a su alrededor después de un tiempo. Por lo tanto, uno de los medios para convertirse en un amigo cercano es perdonar a los demás.
• Cubrir los errores de los demás: Podemos darnos cuenta de la falta de un hermano, y nuestro deber es tratar de corregirla y guiar al hermano para que la enmiende, mientras la escodemos de otros para que no se esparza. Solo un hipócrita estaría buscando los errores de otros para exponerlos ante los demás. Más aún, uno debe tratar de justificar el error de su hermano, y si su hermano se defiende a sí mismo, entonces uno debe aceptar su excusa.
• No envidiar a nuestros hermanos en la fe o amigos por las bendiciones que ellos puedan tener: Debemos recordar que Al-lah es el Único que provee y bendice, y Él le otorga más a unas personas de lo que Les da a otras, Basado en Su perfecta Sabiduría. Uno debe alegrarse cuando ve a su hermano bendecido con una recompensa de Al-lah
• No confrontar a un hermano con algo que le disgusta o detesta, a menos que exista una necesidad extrema para esa confrontación.
• Ser tímido: El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “La timidez es parte de la fe”. [Bujari y Muslim]
• Ser alegre y amable en el diálogo y evitar la arrogancia.
• Aconsejar a nuestros amigos y hermanos en la fe y aceptar sus consejos. No debemos tener resentimientos contra ellos ni odiarlos.
• Cumplir las promesas, ya que romperlas es una cualidad de los hipócritas. Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, reportó que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Exiten tres señales de un hipócrita: Cuando habla, miente; cuando hace una promesa, la rompe; y cuando confían en él, traiciona la confianza”. [Bujari y Muslim] El Imam Sufian Az-Zawri, que Al-lah Le Dé su perdón, dijo: “Nunca prometas a tu hermano algo y rompas tu promesa, ya que esto cambia el amor por odio”.
• Ser amigos de quienes tienen conocimiento y con quienes uno se siente avergonzado de hacer o decir algo malo en su presencia: Esto hace que la persona se abstenga de cualquier mal; mientras que el ser amigos de aquellos ante los cuales uno encuentra fácil decir o hacer algo malo u obsceno, hace que la persona se acostumbre a tales cosas, hasta que éstas se convierten en una de sus características.
• No hacer todo lo que ellos pidan, a menos que no exista ningún daño o maldad en sus requerimientos: Solo un hipócrita sería condescendiente con la gente sin importar si sus acciones son buenas o malas.
• Amar para nuestro amigo o hermano lo que amamos para nosotros mismos: Anas, que Al-lah Esté complacido con él, reportó que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Ninguno de ustedes será un verdadero creyente hasta que ame para su hermano lo que ama para sí mismo”. [Bujari y Muslim]
• Estar dispuesto a incrementar el amor y la armonía: ‘Umar, que Al-lah Esté complacido con él, dijo: “Tres cosas asegurarán la continuidad del amor entre tú y tu hermano y amigo: saludarlo con el Salam donde quiera que lo veas; hacerle un espacio para que se siente cuando llega a una reunión; y llamarlo con el nombre más apreciado o un nombre que llegue a su corazón”.
• Darle el beneficio de la duda.
No romper los lazos de la hermandad o la amistad: Algunas personas se aburren después de un tiempo de establecer una relación con la gente, rompen los lazos con ellos y establecen nuevos lazos con otras personas, y así sucesivamente. Esta es una mala característica y debemos evitar poseerla, especialmente porque los amigos leales y los hermanos en la fe son difíciles de encontrar; por lo tanto, debemos aferrarnos a ellos y asegurar la continuidad de la relación con ellos una vez que los encontramos.

Related Articles