La participación de voces femeninas en la odas islámicas
Fatwa No: 109412

Pregunta

Mi esposo forma parte de un grupo que graba odas (cánticos) islámicas. En estos momentos se preparan a crear un nuevo grupo de odas islámicas, donde se prevé la participación de niñas de diversas edades, en las cuales glorifican a Al-lah, Enaltecido sea.
Me gustaría saber cuál es el veredicto de la legislación islámica sobre la participación de las niñas, sobretodo si se toma en cuenta que las niñas no tienen ninguna relación de parentesco con ninguno de los integrantes del grupo.
¿Está permitido que las niñas canten odas islámicas en presencia de los hombres? Espero que me respondan pronto, antes de que graben las canciones.

Respuesta

Las alabanzas a Al-lah, el Señor de todos los mundos. Atestiguo que no hay otro dios sino Al-lah, y que Muhammad,  Sallallahu ‘alayhi  wa sallam , es Su siervo y Mensajero.

 

En principio, la voz de la mujer no forma parte de aquello que se debe cubrir, y por lo tanto, no está prohibido escuchar la voz de la mujer, siempre y cuando la mujer no suavice el tono de su voz. Si lo hace, entonces está prohibido escuchar la voz de la mujer porque Al-lah, Enaltecido sea, ha dicho lo que significa: {Así pues no seáis suaves al hablar de manera que aquel en cuyo corazón hay una enfermedad pueda sentir deseo; hablad con palabras adecuadas.}  [Corán, 33:32].

 

      Sin duda, está prohibido que la mujeres entonen y suavicen su voz al cantar las odas islámicas si seguimos el sentido de la aleya. Pues cantar de esta manera puede causar más tentación y provocación que el simple hecho de hablar suavemente.

 

Es por ello que no está permitido que la mujer cante delante de hombres que no son su familia (Maharim, plural de Mahram), como tampoco está permitido que los hombre la escuchen, especialmente en este tiempo, en que los corazones se enferman a causa de las pulsiones y tentaciones humanas. Que los hombres teman a Al-lah, Enaltecido y Glorificado sea, y que no permitan la participación de las muejres en la grabación de las canciones.

 

Asimismo, se debe evitar la participación de niñas en las odas, inclusive si esto está permitido en principio, porque en estos tiempos la corrupción esta muy extendida, y la religiosidad y la consciencia de Al-lah han disminuido.  Por eso, la sabiduría supone prohibir la participación de las niiñas a fin de evitar la maldad que resulta de ello.

 

Le recordamos también, que si las odas islámicas están acompañadas de instrumentos musicales y si imitan el comportamiento inmoral de ciertos cantantes y artistas, en ese caso, las canciones están prohibidas.

 

Para terminar, nos gustaría mencionar que el Islam no tiene como objetivo la proliferación de tantas odas y canciones islámicas como se ve hoy en día.

 

Y Al-lah sabe mejor.

Related Fatwa