¿Quieres la salvación? - I

5904 2157

 Se narró que cuando el versículo en que Al-lah, el Todopoderoso, Dice (lo que se interpreta en español): {Y advierte primero a tus familiares de entre tu pueblo.} [Corán 26:214] fue revelado, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, subió a la montaña de As-Safa y empezó a llamar: “¡Oh, Banu Ka’b ibn Lu’ai, sálvense del Infierno. Oh, Banu Murrah ibn Kab, sálvense del Infierno. Oh, Banu ‘Abdu Shams, sálvense del Infierno. Oh, Banu ‘Abdu Manaf, sálvense del Infierno. Oh, Banu Hashim, sálvense del Infierno. Oh, Banu ‘Abdul Muttalib, sálvense del Infierno. Oh, Fátima, sálvate a ti misma del Infierno! No puedo hacer nada para protegerte del castigo de Al-lah” . [Muslim]


Realmente fue una impresionante advertencia con la que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, comenzó su llamada. Tal advertencia golpea los corazones antes que los oídos para despertarlos y para que regresen a su Señor y Creador, y así comenzar el viaje a la bienaventuranza y la felicidad en ambos mundos. Esto se realiza cuando los corazones conocen el papel para el cual los seres humanos han sido creados y, por lo tanto, viven por Al-lah, el Todopoderoso, para Al-lah, el Todopoderoso, y con Al-lah, el Todopoderoso. Este es el camino correcto que debe ser adoptado por todos aquellos que quieran acercarse a Al-lah. El primer paso en este camino bendito debe ser la búsqueda del temor a Aquel que conoce lo oculto, Al-lah.


El viaje hacia Al-lah, el Todopoderoso, necesita corazones, no cuerpos. Un corazón que sigue siendo irresponsable y atado a las cadenas de la desobediencia no puede acercarse a Al-lah. ¿Cómo puede tal corazón moverse hacia Al-lah mientras está ligado a sus deseos? ¿Cómo puede un corazón anhelar ir hacia Al-lah mientras es impuro y negligente?


Por lo tanto, el que busca la salvación necesita de una gran fortaleza espiritual que lo libere de las ataduras de estas cadenas. De esta forma el corazón se libera y se mueve libremente hacia Al-lah, el Todopoderoso, con una alta moral y vigor. La mejor motivación para esta fortaleza es el temor a Al-lah, el Grande y Noble. Esta es la creencia adoptada por Ibrahim Ash-Shaibani, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, como dijo: “Cuando el temor a Al-lah habita en el corazón, quema la fuente de los deseos y expulsa las ambiciones en esta vida mundana”. [Shu‘ab Al Iman de Al Baihaqi]


Este es el principio heredado por el mejor ser humano, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, como nos lo enseñó diciendo: “El que teme (el ataque de los enemigos) se levanta en la primera parte de la noche, y el que se levanta temprano de seguro llegará a su destino. He aquí que las recompensas de Al-lah son preciosas. En verdad, la recompensa de Al-lah es el Paraíso” . [Al Albani]


¿Quieres la salvación?


Hermano en el Islam, ¿quieres la salvación? ¿Quieres estar seguro en el Día de la Resurrección cuando la gente tendrá miedo? ¿Quieres ganar el Paraíso cuando los perdedores no podrán lograrlo? Debes temer a Al-lah, el Viviente, el Sustentador de la existencia. Aquí esta Al-lah, el Todopoderoso, que te da buenas noticias y te advierte al mismo tiempo. En un Hadiz Qudsi (narración del Profeta donde menciona las palabras literales de Al-lah), el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, informó que Al-lah, el Todopoderoso, dijo: “Por Mi poder, no voy a combinar en Mi siervo dos temores ni dos seguridades; porque si Me teme en este mundo, voy a hacerlo seguro en el Día de la Resurrección; y si se siente seguro acerca de Mí [no Me teme] en este mundo, lo aterrorizaré en el Día de la Resurrección” . [Al Albani]


Luego viene la promesa profética para todos aquellos que temen a Al-lah, el Todopoderoso, como el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “El que llora por temor a Al-lah no entrará en el Infierno hasta que la leche vuelva a la ubre” . [Al Albani]


Si bien sólo habrá un jardín para el creyente en la otra vida, Al-lah, Glorificado sea, ha preparado para Sus siervos cuyos corazones tiemblan por temor a Él dos jardines. Al-lah, el Todopoderoso, dice (lo que se interpreta en español): {Para quien haya temido la comparecencia ante su Señor habrá dos jardines.} [Corán 55:46]


Alégrate, tú quien temes a Al-lah y tienes fe. Escucha a Muyahid, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, describiendo al siervo que teme a Al-lah, el Todopoderoso, diciendo: “Él es el hombre que decide cometer un pecado pero luego se acuerda de su interrogatorio ante Al-lah, el Todopoderoso, y entonces abandona el pecado. Para él habrá dos jardines”. [At-Tabari]

 

Related Articles