Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Educación en casa

Cualidades del buen educador

4954 731

Hay cualidades esenciales a las que cuanto más se adhiere el educador, más le ayudan en el proceso educativo. La perfección humana es una cualidad especial de los mensajeros, la paz sea con ellos, pero el hombre normal puede esforzarse en la medida de lo posible para tener buenas cualidades y valores morales.

 
Las cualidades más importantes a las cuales el educador aspira -y le suplicamos a Al-lah, tanto para usted como para nosotros, que nos Guíe a ellas- son las siguientes:
1.     La paciencia y la tolerancia:
Fue narrado por Muslim, que Al-lah le dé Su perdón, bajo la autoridad de Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con ellos, que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo a Ashayy ‘Abd Al Qais, que Al-lah esté complacido con él: “Tienes dos cualidades amadas por Al-lah: la paciencia y la tolerancia”.
 
 
Este relato humano muestra la importancia de la paciencia y la tolerancia para construir los valores morales de la nueva generación:
 
‘Abd Al-lah ibn Tahir, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: "Un día, cuando estaba en casa de Al Ma’mun, este clamó: "¡Criado!" Pero nadie le respondió. Luego, llamó por segunda vez gritando: "¡Criado!" Entonces, un criado turco entró, diciendo: "¿No puede el criado comer y beber? Cada vez que salgo de aquí, gritas “¡Criado, criado!” ¡Cuántas veces dices “Criado” !.
 
Entonces, Al Ma’mun bajó su cabeza por largo tiempo, y yo no dudaba que me ordenaría cortarle la cabeza al criado. En este momento, me miró diciendo: "¡Siervo de Al-lah! Si el hombre tiene buenos valores morales, empeoran los de sus criados, pero nosotros no podemos empeorar nuestros valores morales para mejorar los de nuestros criados.
 
2.     La bondad y el distanciamiento de la violencia:
 
Fue narrado por Muslim, que Al-lah le dé Su perdón, bajo la autoridad de ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Ciertamente, Al-lah Es Bondadoso y Ama la bondad. Al-lah Da con la bondad lo que no Da con la violencia ni con otra cosa fuera de la bondad”.
 
Además, fue narrado bajo la autoridad de ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Al-lah Es Bondadoso y Ama la bondad en todos los asuntos”. Narrado por Al Bujari y Muslim, que Al-lah les dé Su perdón.
También, fue narrado bajo la autoridad de ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Siempre que la bondad se haga una parte de algo, lo embellece y siempre que sea retirada de algo, lo deja defectuoso, narrado por Muslim, que Al-lah le dé Su perdón. También, fue narrado por Muslim, que Al-lah le dé Su perdón, bajo la autoridad de Yarir ibn ‘Abd Al-lah, que Al-lah esté complacido con él, que oyó al Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, diciendo: “Quien se priva de la bondad, se priva de todo el bien”
 
Fue narrado por Ahmad, que Al-lah le dé Su perdón, bajo la autoridad de ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, le dijo: ¡‘A’ishah! Sé bondadosa, ya que si Al-lah Quiere el bien para la gente de una casa, la Guía a la bondad.”. Y en otra narración dijo: Si Al-lah Quiere el bien para la gente de una casa, le Da la amabilidad”
 
Fue narrado bajo la autoridad de Abu Hurayrah, que Al-lah esté complacido con él, que dijo: "Realizábamos con el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, la oración de Al ‘Isha’(Oración de la noche), y cada vez que se postraba, Al Hasan y Al Husan saltaban sobre su espalda, y cuando se levantaba de esa posición, los agarraba y los colocaba sobre el piso delicadamente. Y así, lo hicieron hasta que terminó la oración. Luego, puso uno aquí y el otro allí”.
 
“Luego, me dirigí al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, diciéndole: ¿Los llevo a su madre? Dijo: "No" Y cuando de repente un gran relámpago se divisó en el cielo, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "Id a vuestra madre."y la luz del relámpago perduró hasta que ellos ingresaron en su casa. Narrado por Al Hakim, que Al-lah le dé Su perdón, en Al Mustadrak 3/167, diciendo que es de cadena Sahih. Y Adh-Dhahabi, que Al-lah le dé Su perdón, dijo que es un Hadiz Sahih.
 
Ofrecemos a nuestro querido lector esta historia con una gran moraleja, para que veamos el trato de As-Salaf As-Salih con los demás:
 
 "Fue narrado que un criado de Zain Al ‘Abidin, que Al-lah le dé Su perdón, le vertía agua con un recipiente de cerámica, pero el recipiente cayó sobre la pierna de Zain Al ‘Abidin, que Al-lah le dé Su perdón, se rompió e hirió su pierna.
 
El criado dijo inmediatamente: "¡Señor mío! Al-lah, el Altísimo, Dice (lo que se interpreta así en español): {refrenan la ira} [Corán 3:134]" entonces, dijo: "He refrenado mi ira". El criado dijo: "Y Dice (lo que se interpreta así en español): {Y perdonan a los hombres} [Corán 3:134]" dijo Zain: "Te he perdonado". Dijo el criado:"Y Dice (lo que se interpreta así en español): {Al-lah Ama a los que hacen el bien.} [Corán 3:134]" Entonces, Zain Al ‘Abidin, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: "Te he liberado por la causa de Al-lah".
 
3- El Corazón misericordioso:
Fue narrado bajo la autoridad de Abu Sulaiman ibn Al Huwayriz, que Al-lah esté complacido con él, que dijo: "Fuimos donde el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y nosotros (por entonces) éramos jóvenes de más o menos la misma edad. Estuvimos con él veinte noches, y el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, fue muy amable y tierno. Pensaría que nosotros extrañábamos a nuestra gente. Así fue que nos preguntó sobre la familia que habíamos dejado atrás y nosotros le informamos. Entonces nos dijo: “Volved a vuestra gente, quedaos con ella, enseñadle y tratadla bien. Y cuando llegue el momento de la oración, que uno de vosotros pronuncie Al Adhan y que el mayor de vosotros dirija la oración.” Narrado por Al Bujari y Muslim, que Al-lah les dé Su perdón.  
 
Al Bazzar, que Al-lah le dé Su perdón, narró bajo la autoridad de ibn ‘Umar, que Al-lah esté complacido con ellos, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Cada árbol tiene un fruto, y el fruto del corazón es el hijo. Al-lah no Tendrá misericordia con quien no es misericordioso con su hijo. ¡Por el Que tiene mi alma en Su Mano! Nadie entrará en el Paraíso sino los misericordiosos!" Dijimos: "¡Mensajero de Al-lah! Todos nosotros somos misericordiosos". Dijo: "No me refiero a que uno de vosotros sea misericordioso con su compañero, sino con la gente.”
 
4- Elegir el asunto más fácil si no implica un pecado:
‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, dijo: “Siempre que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, podía elegir entre dos cosas elegía la más fácil, mientras no significara un pecado. Y si era un pecado, era la persona que más se alejaba de ello. El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, nunca se vengó por su propia satisfacción, sino cuando las prohibiciones de Al-lah se violaban, pues entonces, lo hacía por la causa de Al-lah”. Narrado por Al Bujari y Muslim, que Al-lah les dé Su perdón.  
 
5- La amabilidad y la flexibilidad:
Aquí, debemos entender el concepto de la flexibilidad en su sentido más amplio, que es: la capacidad de entender a los otros de manera completa y no desde un punto de vista limitado.
                                                                                                                                    
Esta palabra no significa debilidad y pereza, sino la facilitación permitida por la Shari‘ah. Pues fue narrado bajo la autoridad de Ibn Mas‘ud, que Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ¿Os informo de la persona a la que estará prohibido el Fuego? Estará prohibido a cada persona acequible, tolerante, bondadosa y amable.” Narrado por At-Tirmidhi, que Al-lah le dé Su perdón, y lo consideró Hasan.
 
6- Alejarse de la ira:
La ira y la furia son de las cualidades que influyen negativamente en el proceso educativo, y también en el lado social. Pues, si el hombre frena su ira y su enfado, esto será algo muy útil para él y para sus hijos, y al contrario tendrá, a su vez, el efecto contrario.
 
Además, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, advirtió del enfado al hombre que le pidió un consejo especial, pues le dijo tres veces: “No te enfades”.
 
También, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, consideró que la valentía es la capacidad de refrenar la ira. Pues fue narrado por Al Bujari y Muslim, que Al-lah les dé Su perdón, bajo la autoridad de Abu Hurayrah, que Al-lah esté complacido con él, que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El fuerte no es quien somete a la gente con su fuerza; el fuerte es quien se controla a sí mismo durante la ira”.
 
7- La moderación:
La exageración es una mala cualidad en todos los asuntos, por eso, encontramos que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, amaba la moderación en los asuntos de la religión. ¡Imagínense cómo sería con los otros asuntos de la vida, de los cuáles el más importante es el proceso educativo!
 
Así pues; fue narrado bajo la autoridad de Abu Mas‘ud ‘Uqbah ibn ‘Amr Al Badri, que Al-lah esté complacido con él, que dijo: "Un hombre vino al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y le dijo: “Yo no voy a la oración de Al Fayr (Oración del Alba) por causa de fulano, ya que la alarga demasiado”. Nunca vi al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, tan enojado al dar una exhortación como en ese día. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “¡Gente! Ciertamente entre vosotros hay quien ahuyenta a los oradores, tened cuidado. El que dirija a la gente como imam de la oración, que sea breve, ya que detrás de él hay ancianos, débiles y gente con necesidades.”Narrado por Al Bujari y Muslim, que Al-lah les dé Su perdón.
 
8- Dar buena exhortación periódicamente:
Muchas veces, el hecho de hablar mucho no es útil, mientras que dar   buena exhortación periódicamente da frutos en todos los tiempos con el Permiso de Al-lah. Debido a esto, el Imam Abu Hanifah, que Al-lah le dé Su perdón, aconsejó a sus alumnos, diciéndoles: “No deis vuestro conocimiento a quien no desea aprenderlo”.
 
Además, los Compañeros, que Al-lah esté complacido con ellos, lo comprendieron de la acciones del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Así pues; fue narrado bajo la autoridad de Ibn Wa’il, el hermano de Ibn Salamah, que Al-lah esté complacido con ellos, que dijo: Ibn Mas‘ud, que Al-lah esté complacido con él, nos daba una exhortación cada jueves. Un hombre le dijo: "¡Abu ‘Abd Ar-Rahman! ¡Ojalá nos des una exhortación cada día!".
 

Dijo: "Lo que me impidió hacerlo es que no me gusta aburrirlos. Y hago como el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, que solía tener consideración con nosotros al predicar en el tiempo apropiado, pues temía aburrirnos con demasiados sermones y enseñanzas.” Narrado por Al Bujari y Muslim, que Al-lah les dé Su perdón.

Related Articles