Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. La mujer en el trabajo

Una lección en el dolor (Parte II)

3349 848

 

Era porque lo que había estado haciendo con mi vida no me estaba llenando… no era significativo para mí.
Era porque me estaba faltando algo que realmente valiera la pena en mi vida –proyectos verdaderamente importantes– como ayudar a alguien necesitado o enseñar a un niño a leer.
Mi fe estaba sufriendo y mi corazón estaba afligido a causa de ese vacío.
La experiencia reciente con mi espalda era lo que necesitaba para darme cuenta de que mis prioridades habían cambiado. Me obligó a poner todo en perspectiva nuevamente y comprender cómo aliviar mi corazón para que volviera a estar completo.
Cierta vez, el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, visitó a un joven Compañero, quien estaba agonizando, y le preguntó cómo se estaba sintiendo. Él respondió: “¡Oh, Mensajero de Al-lah! Tengo esperanza en la misericordia de Al-lah, y sin embargo tengo temor por mis pecados”. Entonces, el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Cuando el corazón del creyente está lleno de estos dos sentimientos, esperanza y temor, Al-lah, el Todopoderoso, Cumple su esperanza y lo Salva de lo que teme”. [Ibn Mayah]
El dolor era también una purificación para mí. Nunca jamás debemos olvidar eso. El dolor no es un castigo para un creyente, sino un purificador.
Fue narrado de Abu Sa’id Al Judri y Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con ambos, que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “No hay cansancio, agotamiento, preocupación, tristeza, angustia o daño que caiga sobre un creyente en este mundo, incluso el pinchazo de una espina, sin que Allah Expíe alguno de sus pecados por el mismo por esta causa”. [Bujari y Muslim]
Además, una dificultad no es un castigo, sino una posibilidad… una oportunidad.
Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Cuando Al-lah Quiere el bien para alguien, lo Prueba con alguna dificultad”.
A pesar de mi dolor era insoportable y estoy segura de que mi prueba con él no ha terminado, estoy agradecida por ello; agradecida porque aclaró mi mente y despertó mi corazón, mi fe, y los devolvió nuevamente a la vida.
Fue un recordatorio para mí de que solo Al-lah puede proveer verdadera felicidad y satisfacción.
{¿Acaso Quien responde al afligido cuando Le invoca, alivia los pesares y hace que vosotros os sucedáis unos a otros en la Tierra [puede equipararse a quien no es capaz de hacer nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Al-lah? Realmente son pocos los que reflexionan.} [Corán 27:62]
Por último, quiero compartir con todos ustedes algo que siempre me ha parecido increíble…Sinceramente, a veces, simplemente me quita el aliento...
Desde que soy un musulmana, he tenido un juego, supongo que se podría llamar. Solía tomar el Corán y solo pasar las páginas de ida y vuelta y sin razón, sin pensar en el capítulo o el lugar y, de manera indiscriminada, abrirlo en cualquier página. No es nada científico, no hay reglas sobre esto, solo lo abro en cualquier página.
Después de mi estilo de vida agitado, mi odisea con mi espalda, cuando me senté a escribir este artículo me di cuenta de que había pasado un buen tiempo desde que abrí el Corán por última vez… así que me aventuré con mi sistema para ver qué iba a salir hoy. Por Al-lah, fortuitamente salió la aleya siguiente (que se interpreta en español): {¡Oh, creyentes! ¡Temed a Al-lah y creed en Su Mensajero! Os multiplicará así Su misericordia, os agraciará con una luz [Su guía] con la que transitaréis y os perdonará vuestros pecados. Al-lah es Absolvedor, Misericordioso.} [Corán 57:28]
En este momento, difícilmente puedo escribir esto debido a mis lágrimas, he tenido que parar muchas veces…
Pero mis lágrimas no son a causa de la tristeza de saber que nunca volveré a caminar como lo hice una vez, sino que son lágrimas de esperanza porque Al-lah me Bendijo y Abrió mi corazón otra vez. Sé que mi corazón estuvo muy endurecido por mucho tiempo… pero nada de lo que hacía parecía remediarlo.
Tome una dura lección en el dolor para hacerme recordar que esta vida es solo una prueba.
Ruego a Al-lah que tú también puedas abrir el Corán y encontrar ese pasaje especial que sea tu inspiración personal. Ruego a Al-lah que esto toque tu corazón y te recuerde de la infinita misericordia de Al-lah. Y ruego a Al-lah que Aumente tu fe para superar tu prueba en esta vida.

Related Articles